≡ Menu

Proyecto Puños Imperiales II

Segundo acto del proyecto Puños Imperiales.

Lo primero que me encuentro es con la necesidad de quitarles la pintura a mis “viejos” marines. Para ello utilizo un método que ya he usado en otras ocasiones: baño en líquido de frenos. Actúa sobre la pintura con relativa rapidez y no afecta en absoluto al plástico o metal de las miniaturas.

Tiene su parte negativa: no huele precisamente bien y, según la persona, puede hacer daño en la piel. Así que hay que usar con cuidado.

Bastarán un par de horas para que comience a desprenderse la pintura. Pero deberé usar un cepillo para quitar los restos de ciertas zonas más complicadas.

{ 1 comment… add one }

  • Portman 27 27UTC diciembre 27UTC 2011, 4:00 pm

    “Un momento… PERO QUÉ”

Next post:

Previous post: